Buscar
  • Blog de Gina

Que este año Pesaj y las demás festividades judías no giren alrededor de la comida

Por: Temimah Zucker, LCSW www.temimah.com


Traducido y adaptado al español por: Gina Salame , EDRD


El artículo original fue publicado para Pesaj en el Jewish Link NJ en Abril del 2019.



Meses antes de la llegada de Pesaj (o cualquier otra fiesta judía), he visto un sinfín de mujeres (en su mayoría) apanicarse y agotarse haciendo el menú de lo que servirán en sus mesas durante la fiesta. Lo entiendo perfectamente. Volteamos la cocina de cabeza y queremos que todos coman y disfruten durante la festividad o los 8 días de pesaj en donde hay varias restricciones alimenticias.


Queremos encontrar deliciosas y nuevas recetas que tengan un etiquetado como “no vas a creer que esto es kasher le pesaj”.

Para algunos, cocinar y preparar es una muestra de amor y una manera de expresar aprecio y cariño. Para otros es una manera de representar nuestra habilidad como pueblo judío, ser creativo y preparar prodigiosos platillos cuando nuestros ancestros tenían que hacerlo de manera escondida. Para otros se siente como mero estrés y obligación sin embargo lo hacen por el bien de la familia y por el hecho de que es una festividad.


Respeto todo el tiempo y el esfuerzo que se dedican en pensar, buscar, comprar y preparar toda la comida. Más que eso – aprecio y me siento profundamente agradecida que tenemos acceso a esta comida, que miembros de la familia dedican su alma y corazón en ello (necesito dar un agradecimiento especial a mi mamá, a ella específicamente – ¡GRACIAS!) y reconozco la importancia de tomarse el tiempo para agradecer y reconocer todo el difícil trabajo.


Lo que me molesta, en vez, es la plática constante que se lleva acabo sobre la comida y el cuerpo. Frases como “Pesaj/ las fiestas ya vienen, necesito prepara mi cuerpo para la playa/Cuernavaca” o “sé que voy a terminar comiendo demás en yom tov así que desde ahora necesito comer menos para compensar” o “intetaré portarme bien este año y limitarme con la comida/ ejercitarme más cada día para quemar las calorías”.


¿Podemos parar y dejar de hacer esto el enfoque de las fiestas?


Ahora, algunos de ustedes podrán estar leyendo esto y estar pensando que probablemente si surgen en ustedes estos pensamientos, sin embargo, no “les acaparan por completo” las fiestas. Algunos podrán estar negando con la cabeza creyendo que este artículo es innecesario ya que la gente “debería” de estar consciente sobre su peso y la comida durante las fiestas.


Aún así he tenido contacto con un sinfín de individuos – con y sin un trastorno de la conducta alimentaria, con o sin conductas alimentarias de riesgo que giran las fiestas alrededor de la comida y lo que le hará la comida a su cuerpo. Claro, siempre está la parte de la experiencia religiosa y tiempo de calidad con la familia – pero está también una voz que habla sobre la comida y el cuerpo la cual está presente en cada momento.


Estoy totalmente de acuerdo en comer con atención plena y mover el cuerpo de una manera placentera, pero NO como un medio compensatorio, No como un medio de manipulación.


Pesaj y las fiestas son mucho más que una ganancia de peso o la preocupación sobre comer demás. Se trata de “ transportarnos” hacia Egipto y reconocer que si D-os no nos hubiera sacado de Egipto seguiríamos siendo esclavos. Se trata de libertad, reconocer nuestro lugar en el mundo. Se trata de gratitud. Se trata sobre equilibrio – comemos el korej cuando comemos la matzah y el sándwich de maror durante el seder y combinamos las dos ideas – una que reconoce nuestra liberación y la otra que representa la amargura de nuestra esclavitud. Balanceamos la importancia de mirar hacia atrás a nuestra esclavitud junto

con la celebración de la libertad que después nos permitió estar juntos como una nación y recibir la Torah.


La festividad se trata de alegría. Se trata de reflexionar como es que nuestras vidas hubieran sido completamente diferentes si no nos hubiera salvado D-os. Personalmente pienso como es que yo dejé la clínica en donde me trataron mi trastorno alimenticio justo un fin de semana antes de Pesaj, pienso y reflexiono en mi liberación personal de las cadenas de mi enfermedad mental.


Pesaj y las fiestas se tratan de esto y mucho más: comunidad, familia, creatividad, educación y reflexión.


Este año que ya se acercan las fiestas con toda la emoción y estrés que nos brindan, recuerda de lo que realmente se tratan estas festividades, no se tratan del peso corporal si no del peso de las ideas y el peso de las bendiciones, no se trata de la comida en sí, se trata sobre su significado (todas las berajot del seder), perderte o distraerte pensando en como la comida afectará o no tu cuerpo te quitara la habilidad de realmente celebrar.


Shana Tova y Jag Sameaj



68 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo